Términos y condiciones para acceder a un crédito | Banco Fassil S.A.

Los créditos ayudan a materializar los sueños de las personas y hacerlos realidad. Acceder a ellos es simple, sólo se deben cumplir ciertos términos y condiciones para hacerlo, pero antes de entrar en ese punto, es importante saber cuándo se requiere un crédito y quiénes lo otorgan.

Cuando una empresa o persona no cuenta con recursos propios disponibles para invertir, para adquirir un determinado bien de consumo, una vivienda o para financiar un servicio, puede recurrir a una entidad de intermediación financiera que, previa evaluación de la capacidad de pago, otorgará el préstamo. Todas las entidades de intermediación financiera que se encuentren autorizadas por ASFI están habilitadas para otorgar créditos.

Existen varios tipos de crédito, como ser:

  • Crédito empresarial

Crédito cuyo objeto es financiar actividades de producción, comercialización o servicios de empresas de gran tamaño.

 

  • Crédito de vivienda

Crédito otorgado a una persona natural o jurídica, destinado a la adquisición de un terreno, construcción de una vivienda, o para la compra y mejoramiento de una vivienda.

 

  • Crédito PYME

Crédito otorgado a pequeñas y medianas empresas, con el objeto de financiar actividades de producción, comercialización o servicios.

 

  • Microcrédito

Crédito otorgado a una persona natural o jurídica, o a un grupo de prestatarios, con el objeto de financiar actividades económicas de pequeña escala, cuya fuente principal de pago la constituye el producto de las ventas e ingresos generados por dichas actividades

 

  • Crédito de consumo

Crédito concedido a una persona natural, con el objeto de financiar la adquisición de bienes de consumo o el pago de servicios, cuya fuente principal de pago es el salario de la persona o ingresos provenientes de actividades independientes, adecuadamente verificados.

 

La principal condición para acceder a un préstamo es ser un “sujeto de crédito”, es decir: Toda persona natural o jurídica que sea mayor de edad y tenga una capacidad de pago que será evaluada por las entidades de intermediación financiera al momento de otorgar el crédito.

Cuando una persona es catalogada como un “sujeto de crédito” puede acceder a un préstamo y para ello deberá firmar un contrato en el que se comprometa a realizar los pagos de manera puntual, además de poner otros bienes que tenga como garantía, o una persona que figure como garante, es decir como una fuente alternativa de pago, en caso de incumplimiento por parte del deudor.

Si una persona cumple con sus pagos a tiempo, obtendrá un buen historial crediticio, convirtiéndolo en un buen pagador y tendrá como beneficio un acceso más rápido y fácil a otro crédito, cuando desee adquirirlo.

 

Para más información ingresá a: www.fassil.com.bo

Recordá que ante cualquier duda o solicitud podés pasar por alguna de nuestras agencias, llamarnos o escribirnos a nuestros canales oficiales:

Categoria:Educación Financiera